Gonzalo Martín, secretario general de Protermosolar, ha participado en el evento organizado por ATA Insights con motivo de la publicación del informe Concentrating Solar Power: Clean Power on Demand 24/7, realizado por el Banco Mundial y la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

Esta sesión, que ha sido moderada por Belén Gallego, CEO de ATA Insights, ha reunido a seis expertos mundiales del sector termosolar: Jonathan Sinton y Erik Fernstrom, especialista senior en energía y practice manager del Banco Mundial, respectivamente; Michael Taylor y Dolf Gielen, analista senior y director de innovación y tecnología, respectivamente, de IRENA, y Belhassen Chiboub, director general de Ministerio de Industria, Energía y Minas de Túnez.

Durante la ponencia, los expertos han analizado las principales conclusiones del informe, en el que se realiza un pormenorizado estudio de los costes, el desarrollo y la capacidad de la energía termosolar. Entre las conclusiones que subraya este informe destaca la gran contribución que ha realizado la energía termosolar a la promoción de los sistemas energéticos renovables en regiones con altos niveles de radiación solar directa.

Asimismo, el estudio resalta que la principal ventaja de la energía termosolar es que puede proporcionar energía flexible y renovable 24 horas al día y siete días a la semana, particularmente en zonas con una excelente radiación solar directa, donde estas centrales ya pueden ser incluso más competitivas que las fuentes fósiles.

Durante el evento, los expertos han analizado cuál es el papel de la energía termosolar durante el día y cuál es la capacidad de esta energía renovable por la noche. En este sentido, Gonzalo Martín  ha afirmado que “generalmente se asume que la energía fotovoltaica es más barata que la termosolar, pero es necesario matizar que únicamente lo es mientras que el sol está brillando. Durante la noche, la energía termosolar es más barata que cualquier otra energía renovable, lo que muestra la complementariedad con la fotovoltaica”.

Además, Gonzalo Martín ha expuesto el caso español subrayando que en escenarios de alta penetración de renovables intermitentes, se generarán situaciones complicadas de gestionar, la conocida “curva de pato”. A mediodía habrá riesgos de vertidos en el sistema – la generación supera la demanda y se desploma el precio de tal forma que no es atractivo instalar plantas- y tras la puesta de sol es necesario que la generación aporte de forma súbita para evitar riesgo de suministro. La tecnología termosolar ya puede cumplir esta función para acomodar más renovables intermitentes, gracias a su capacidad de almacenamiento masivo de energía a un coste muy competitivo. “Durante el día se captará energía, pero sin generar y por tanto no competir con fotovoltaica que, mientras el Sol brilla presentará menores precios, y tras el ocaso, gracias al sistema de almacenamiento, se podrá abastecer al sistema eléctrico durante toda la noche”.

Por último, Gonzalo Martín ha subrayado que actualmente España se encuentra en proceso de materializar los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) con las subastas de renovables y que en 2021 se subastarán al menos 200 MW de capacidad termosolar.

El secretario general de Protermosolar ha finalizado su intervención afirmando que mediante estas subastas se espera que hasta 2030 se sumen hasta 5 GW más a los 2,3 GW con los que ya cuenta España.