La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) ha informado que los costes de generación e instalación de energía termosolar (CSP) se redujeron drásticamente en 2018, una disminución de más del 46 % en comparación con 2010.

IRENA analizó múltiples parámetros financieros y técnicos relacionados con proyectos de energía solar concentrada o termosolar en su último informe Costes de generación de la energía renovable en 2018. La agencia ha señalado que a pesar de ser menos popular en comparación con otras tecnologías de energías renovables, la termosolar tendrá un papel significativo en el futuro, pues se espera que sus costes sigan disminuyendo.

Coste de energía nivelado

Este parámetro es indicativo de los costes de vida útil de la generación de energía al valor neto actual. El promedio ponderado de los proyectos de LCOE de CSP en 2018 se reportó como 18.6 ¢ / kWh, un 26 % menos que en 2017 y 46 % más bajo que en 2010. IRENA calculó esta cifra sobre la base del tamaño de la central y la tecnología. En 2018 se instaló solo ½ gigawatt de capacidad de CSP, con predominio de China, Marruecos y Sudáfrica.

IRENA señala que la principal razón detrás de la disminución en el LCOE es la mejora de la cadena de suministro en China, la mejor experiencia de los desarrolladores y las subastas competitivas en los últimos años.

Costes de instalación

El coste de instalación promedio ponderado también se redujo un 28 % en 2018 a $ 5,204 / kW. Esto es aproximadamente un 41 % más bajo que el coste en 2010 y un 50 % más bajo que el coste en 2011. IRENA espera que los costes de instalación disminuyan en los próximos años a medida que se esperan más proyectos en China y la región de Medio Oriente y África del Norte (MENA).

Factor de capacidad

El factor de utilización de la capacidad para los proyectos de CSP también ha mejorado sustancialmente, un 15 % en 2018 y un 50 % más que en 2010. Con un factor de capacidad del 45 %, el rendimiento promedio de los proyectos de CSP está en su punto más alto de los últimos 9 años. IRENA señala que este salto puede explicarse por el aumento de la capacidad instalada en países donde la irradiancia normal directa (DNI) es mayor. Se están instalando más centrales eléctricas en China y en la región MENA, donde el recurso de radiación solar es mucho más abundante en comparación con los mercados tradicionales de CSP, como España.

LCOE futuro y uso de CSP

IRENA ve que el CSP LCOE caerá a un rango de 6 a 10 ¢ / kWh en un futuro próximo. Esto sería resultado directo de las subastas competitivas realizadas en la región MENA, la creciente experiencia de los promotores y la mejora de las cadenas de suministro. Si bien solo 5,5 gigavatios de capacidad están operativos en todo el mundo, IRENA ve un papel esencial de la CSP en la combinación de energías renovables, dada su capacidad para proporcionar energía renovable despachable a través del uso de la tecnología de almacenamiento. La agencia esperaba un mayor papel de la CSP en regiones con un alto porcentaje de tecnologías de energía fluctuantes, como la energía solar fotovoltaica y la energía eólica.