La compañía vasca del sector de bienes de equipo, Lointek, participará con su propio producto de tecnología en la mayor planta termosolar del mundo en los Emiratos Árabes Unidos. La empresa vizcaína ha sido seleccionada para el suministro llave en mano del sistema integral de generación de vapor y el sistema de aceite-sales del almacenamiento térmico de DEWA IV, una planta que estará operativa en Dubái (EAU) en 2022.

La firma, con sede en la localidad vizcaína de Urduliz, es responsable de la ingeniería, fabricación, instalación y puesta en marcha de la isla de potencia en tres fases, la primera de 18 meses y las dos siguientes en sendos periodos consecutivos de ocho meses. Estos sistemas, según fuentes de la compañía que dirige la familia Loroño, están considerados como elementos críticos en el desarrollo de la planta y de gran dificultad térmico-mecánica en su definición y ejecución.

La adjudicación de este contrato supone para la compañía vasca un refuerzo en su posición de liderazgo internacional, con una cuota de mercado superior a un 70 % de las plantas termosolares construidas en el mundo y la confirmación de su competitividad. En este sentido, desde Lointek se valora especialmente la aceptación de su oferta por la comprobada fiabilidad de sus instalaciones.

Lointek ha entregado cerca de 1.000 intercambiadores de calor en una década, cifra diez veces superior a la del segundo en el ranking del sector. La empresa, que desde 2015 tiene también instalaciones en el puerto exterior de Bilbao, ha suministrado los sistemas de potencia en 55 plantas termosolares repartidas por una decena de países a lo largo de cuatro continentes.

En 2018, la compañía vasca, que ha recogido la herencia de firmas como las antiguas Mecánica de La Peña y Babcock Wilcox, también participó en plantas termosolares de Sudáfrica y Marruecos, ya plenamente operativas y, en la actualidad, se encuentra en fase de pruebas en una planta en Israel y en la instalación de otra en Kuwait.