En los dos últimos meses, las termosolares extremeñas han perdido un diez por ciento de toda su producción anual. Protermosolar lo atribuye a las paradas que determina Red Eléctrica Española cuando detecta que puede congestionarse una subestación.

La Asociación española para la promoción de la industria termosolar, Protermosolar, da la voz de alarma. Asegura que en los dos últimos meses, mayo y junio, las termosolares extremeñas han perdido un diez por ciento de toda su producción anual.

La causa, además, podría agravarse en los próximos meses: Red Eléctrica les obliga a paradas de producción cuando detecta que puede congestionarse una subestación. Se está produciendo más energía de la que la red puede asumir, y las termosolares están pagando esa saturación.

Ante una situación así, el colectivo denuncia que el aumento de plantas renovables no vaya acompañado de una modernización de la línea para evitar tener que parar en los momentos de mayor producción de las centrales.

Gonzalo Martín, el secretario general del colectivo, explica que todo parte de un algoritmo: «Cada día, el operador del sistema eléctrico, Red Eléctrica calcula qué pasará al día siguiente: Cuanto se va a generar, qué temperatura hará, qué demanda haremos, etc. A partir de ahí un algoritmo establece restricciones técnicas, esto es, paradas en las horas de máxima congestión para no poner en riesgo la seguridad en las subestaciones afectadas».

Martín entiende el fondo pero nos explica que siguen esperando la respuesta de Red Eléctrica sobre los criterios de ese algoritmo, y el motivo por el que, ante una congestión, se para la producción en una central y uno en otra. Tampoco entienden porqué las operaciones de mantenimiento se plantean entre mayo y octubre, los meses de mayor capacidad de producción de energía.

Desde Protermosolar nos indican que las paradas fueron puntuales en 2020, más frecuentes en 2021 pero que no paran de aumentar en 2022. De ahí su preocupación. Observan que el aumento de instalaciones renovables no viene acompañado de una modernización de la línea y que por lo tanto las paradas les siga perjudicando: «Si entrando más energía y la línea es la misma, llega un momento que se satura».

Esta redacción ha entrado en contacto con Red Eléctrica Española por este asunto, de momento sin respuesta.

Por su parte, la consejera de transición ecológica y sostenibilidad de la Junta ,Olga García, alude a la nueva Planificación Energética que el Gobierno aprobó en marzo, donde se recoge la previsión de nuevas subestaciones en la región. Espera que las obras se puedan agilizar todo lo posible para hacer reales las nuevas infraestructuras de la red de transporte para la región y solventar este tipo de problemas aumentando la capacidad de vertido de las energías renovables.

Las mencionadas infraestructuras comenzarían a construirse en el segundo semestre de 2023 con un horizonte que mira a 2026.

Fuente: Helionoticias