Este 1 de julio de 2021 será recordado, además de por los precios históricos en los mercados energéticos europeos, por la puesta en marcha de la nueva forma de conseguir los puntos de acceso y conexión a la red para instalar plantas de renovables, de almacenamiento e híbridas.

A las 08.00 se abre la veda. Miles de empresas se preparan para conseguir algún punto de acceso. Y, oh, sorpresa, la web de Red Eléctrica se colapsa, según cuentan varias fuentes a este diario. «No podemos entrar», dicen. Pero solo fue cosa de unos pocos minutos. Al rato ya pudieron ir entrando. Pero aquí no se acabaron las sorpresas.

Las empresas desarrolladoras se encontraron con un nuevo listado de nudos para acceder a la red. Nada más y nada menos que más de una veintena de páginas con la información de capacidad de más de 900 nudos, algo histórico. Nunca se había llegado a informar de tantos puntos de acceso.

Pero la sorpresa fue que la gran mayoría de estos nudos no tienen capacidad para conectarse. Muchos de los proyectos de renovables que tenían pensado engancharse a la red en un punto X no pueden hacerlo.

Y es que ahora las reglas son otras. «Nos han dejado peanuts», afirmaba una fuente sobre las 08.30 de la mañana, en referencia a que había muy poca capacidad disponible.

«Cómo es posible que se haya hecho esto», decía otra fuente. Todo tiene una explicación y para ello hay que echar la memoria hacia atrás. Muchos de esos puntos con capacidad están reservados para concursos y por eso se anunciaron sin capacidad.

En primer lugar es importante saber que desde este primero de julio se ha publicado el estado de la capacidad del total de los nudos de la red de transporte (cerca de 900), mientras que hasta ahora únicamente se publicaba la capacidad de aquellos nudos (575) para los que en algún momento se había recibido alguna solicitud de acceso a la red de transporte o para los que REE había gestionado trámites de acceso y conexión de generación. Eso hace que muchos nudos que antes no aparecían, se vean ahora, y de ellos gran parte son nudos que no tienen posibilidad de conexión a la red de transporte.

Los motivos por los cuales los datos publicados muestran indisponibilidad de capacidad de acceso a la red de transporte en muchos de los nudos son varios. Y venían explicados en el documento, en la letra pequeña del nuevo listado de nudos.

Por un lado, hay nudos que el Ministerio ha aprobado mediante resolución (fecha 29/06/2021) que su capacidad se otorgue por concursos de capacidad de acceso. En este caso, hay 175 nudos, en su mayoría de 400 y 220 kV que irán a concurso con una capacidad mínima de 100 MW en cada uno. En muchos de ellos habrá más por tanto habría un mínimo de 17,5 GW reservados para dichos concursos.

Por otro lado, hay nudos que cumplen condiciones de concurso pero no están incluidos en la resolución del Ministerio.

Además, existen unos nudos calificados como Nudos de Transición Justa y que según el RDL 23/2020 el Ministerio gestionará el otorgamiento de capacidad mediante concurso en aras de garantizar una transición justa. En este caso es la capacidad que dejan las centrales térmicas de carbón que se han apagado en el último año.

También hay otros nudos en la red de transporte que no cuentan con conexión para generación a la misma, es decir, nudos en los que no hay posición para la evacuación de generación.

La casuística es variada. Hay más motivos por los que se encuentran el cero disponible. Otros nudos no tienen posiciones de evacuación de generación en la red de transporte pero sí la tienen en la red de distribución. En esos casos, su capacidad disponible para conectarse a la primera también será cero, si bien la capacidad sí está disponible para generadores que soliciten el acceso a la red de distribución.

En otros nudos no hay capacidad disponible otorgable, porque ya se ha otorgado la misma. Es decir, que esos nudos ya están cogidos y llenos y no disponen de capacidad.

Hay otros nudos que, aun teniendo capacidad disponible, forman parte de una zona en la que hay un nudo de concurso, al reservar Red Eléctrica la capacidad del nudo para el concurso, también ha de reservar esa misma capacidad en la zona, pudiendo ocasionar que la capacidad de los demás nudos que pertenecen a la zona sea también cero. Esto dependerá de la capacidad de acceso total disponible en la zona.

En definitiva, que a partir de ahora no será tan fácil conseguir el punto de acceso como era hasta ahora. Ya no será una carrera para ver quién consigue primero el punto. Además, el Gobierno quiere cortar de raíz con la especulación que hubo años atrás con los mismos y se penalizará fuertemente a aquellos que no cumplan la normativa de los concursos.

Se acabó la ley de la selva. Ahora prioriza el buen hacer y el orden.

Fuente: El Periódico de la Energía