El pasado viernes, el Presidente de Chile, Gabriel Boric, junto a la ministra del Interior, Carolina Tohá, el ministro de Energía, Diego Pardow, el CEO de Grupo Cerro, Fernando González, y autoridades locales, visitaron la planta termosolar Cerro Dominador, ubicada en la comuna de María Elena.

Este importante proyecto energético ubicado en pleno desierto de Atacama, fue emplazado en uno de los sitios con mayor radiación del mundo e inaugurado en junio de 2021, transformándose en la primera planta termosolar de Latinoamérica, sumando a la matriz energética 110 MW de potencia a los 100 MW (fotovoltaicos) que ya estaban en funcionamiento.

Durante su presentación, el Presidente Boric destacó que “esto no representa solo una solución sustentable a las necesidades energéticas, sino que abre perspectivas de trabajo para regiones que han estado históricamente dejadas de lado por parte del Estado. Eso es algo que nosotros valoramos profundamente”.

El mandatario agregó que en Chile tenemos unas condiciones inigualables para ser un país líder en materia energética. “Vamos a ser un referente mundial en tecnología, como ya lo somos con la tecnología fotovoltaica y termosolar, gracias a proyectos como estos”, enfatizó.

Por su parte, el ministro Pardow destacó la importancia de este tipo de iniciativas para avanzar en la tarea de conseguir ciudades más limpias y empleos de calidad. “Cerro Dominador muestra precisamente ese camino, como uno es capaz de avanzar en la descarbonización al mismo tiempo de impulsar una industria que genera trabajo local e incorpora a la mujer al mundo de la energía”, indicó la autoridad.

En esa línea, se rindió un homenaje a Songen Aracena, quien fue parte de las trabajadoras de la comunidad que participaron en la construcción de la planta. Con ella se quiso dar cuenta que, un elemento clave de la transición energética, es alcanzar la equidad de género especialmente en industrias altamente masculinizadas como la energética.

En el evento, además, participó el científico y académico, José Maza, quien valoró el desarrollo de esta iniciativa que ayuda a disminuir las emisiones de CO2 y contribuye a la carbono neutralidad, creando un futuro más sostenible para el país.

La industria

Cabe recordar que, a principios de la semana pasada, Enel Chile anunció la desconexión de la Unidad II de la central Bocamina, cerrando así su última unidad de carbón en funcionamiento en el país, lo que significa que ha desconectado toda su flota de carbón con 18 años de antelación respecto al objetivo de descarbonización fijado en 2019.

Como complemento de la noticia, desde la compañía aseguraron que, a los 221 MW solares que incorporaron en los meses de agosto y septiembre, a través de las centrales Azabache y Sol de Lila, en los próximos meses conectarán a la red otros 500 MW más de nueva capacidad renovable.

Sin embargo, desde la Asociación de Concentración Solar de Potencia (ACSP), si bien celebraron la iniciativa de Enel, explicaron que dejar atrás el carbón no significa necesariamente avanzar en la adopción de energías más limpias, tras el informe del Coordinador Eléctrico en que se indica que la central en cuestión deberá ser alimentada por generación local adicional (diésel), durante las horas de mayores demandas.

“Cuando nos enteramos de que Central Bocamina II se cerraría, tras tan sólo 10 años de funcionamiento, pensamos que era una excelente señal de la intención real de dejar atrás combustibles fósiles en la generación de energía”, enfatizó Cristián Sepúlveda, gerente de la Asociación de Concentración Solar de Potencia.

Pero advirtió: “Ahora se informa que la ciudad de Concepción requerirá diésel para poder responder a la demanda y eso es lo opuesto a avanzar en una matriz energética limpia”.

El dirigente resaltó que “reemplazar carbón por diésel no apunta a tener una matriz energética más limpia”.

Y reconoció que las energías renovables como la fotovoltaica o eólica, necesitan contar con alternativas de almacenamiento de larga duración, ya que el sistema requiere estabilidad, ahí es que la Concentración Solar de Potencia se transforma en una alternativa eficiente.

“La Concentración Solar de Potencia tiene grandes atributos para la generación eléctrica de Chile, por ejemplo, una planta de este tipo puede funcionar 24 horas al día, 7 días a la semana. Es una tecnología dos por uno, almacena para generar luego”, manifiestó Sepúlveda.

En esa línea, el referente de la ACSP recuerdó que en la última licitación, aun cuando se entregaron precios competitivos, no fue posible adjudicarse los bloques horarios ofertados, por lo que señaló: “Esperamos que las autoridades permitan que nuestra industria pueda ser parte del cambio de una matriz energética que funcione a base de energías renovables no convencionales”.

Fuente: Energía Estratégica