Debido a los costes y otras barreras, la huella actual de la energía solar térmica en el mapa de producción de energía global es poco significante. Los expertos de la industria están de acuerdo en que la industria de la energía solar térmica concentrada necesita reducir el costo del calor que produce y superar una serie de barreras. De lograrlo, el potencial de mercado para su solución debería ser muy significativo.

El calor es calor sin importar cómo se produce. Por consiguiente, la mayoría de los usuarios finales que producen productos para mercados sensibles al precio, tienden a optar por la fuente más barata que hoy en día son los combustibles fósiles.

El almacenamiento diurno/nocturno a 400ºC debería permitir a las industrias cubrir el 30-40 % de su demanda. El potencial de cobertura depende de cuánto brilla el sol (expresado como DNI). Según el NREL (Laboratorio Nacional de Energía Renovable), las industrias estadounidenses utilizan anualmente alrededor de 1500 TWh de calor de proceso en el rango de temperatura 120⁰C-220⁰C.

El coste de producir este calor usando gas natural (GN) depende de los precios locales del GN. Son esos precios los que la energía solar térmica debe satisfacer en última instancia.

El calor térmico solar se vuelve más barato para producir cuanto más brilla el sol. Si la demanda de calor de procesos industriales se distribuye de manera similar a la distribución de la población en los Estados Unidos y si el 30-40 % del total 120⁰C-220⁰C de la demanda de calor de procesos puede cubrirse mediante la producción de calor solar combinada con el almacenamiento diurno/nocturno en depósitos de agua a presión, entonces las soluciones competitivas en cuanto a costos están considerando una oportunidad de 290.000 MW.

El mercado accesible aumentará con la introducción de tecnologías de almacenamiento de calor de costo competitivo, y con el desarrollo de métodos para utilizar el calor generado por la energía solar para precalentar procesos de alta temperatura.

Si los proveedores de soluciones térmicas solares se dirigen al mundo fuera de los EE UU, por ejemplo, Europa, entonces generalmente están buscando mercados con precios de GN industriales mucho más altos.

Como se conoce el costo de la inversión y el mantenimiento del campo solar, también se conoce el precio de la energía producida. Ante el potencial de aumento de los costos de los impuestos sobre las emisiones de carbono, el aumento de la presión de los consumidores preocupados por el clima y otros posibles gravámenes si los gobiernos empiezan a tener en cuenta los costos del efecto de las emisiones de partículas en sus sistemas de salud y la incertidumbre general de la constante fluctuación de los precios de la energía, muchos usuarios finales están dispuestos a pagar una prima a cambio de la certeza de los precios de la energía.

El costo de producir calor solar depende mucho de cuánto brilla el sol. Sin embargo, se puede esperar que los usuarios finales sólo se preocupen por cómo el costo del calor solar se compara con el calor producido por el gas natural. Para EE UU esto significa precios en el rango de 8-34/MWh y alrededor de 35 dólares/MWh en Europa.

El objetivo de 25 dólares/MWh está cerca. Llegar hasta ahí requiere una mirada al coste del transporte terrestre y de calor y un ajuste del modelo de negocios actualmente preferido en la industria de la energía solar térmica.