El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) ha otorgado un préstamo de 45 millones de euros para la construcción de la central híbrida de energía termosolar + fotovoltaica Noor Midelt I. La central tendrá una capacidad de 800 MW.

Recientemente se han asignado nuevos fondos para el desarrollo del proyecto solar híbrido Noor Midelt I en el centro de Marruecos. Es un préstamo de 45 millones de euros del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD). Según fuentes oficiales, es Abu Dhabi Future Energy Company (Masdar), que cuenta con un 30 % del proyecto, uno de los miembros del consorcio a cargo del desarrollo del proyecto, que garantiza el préstamo del BERD.

Los otros miembros del consorcio son: EDF Renouvelables, una filial de Électricité de France (EDF) que posee el 35 % del proyecto y la compañía marroquí Green of Africa (10%). La Agencia Marroquí de Energía Sostenible (Masen) posee el 25 % restante del proyecto solar híbrido Noor Midelt I. La central de energía que se construirá en el centro de Marruecos combinará energía solar fotovoltaica y concentración de energía termosolar.

“Al combinar tecnologías fotovoltaicas y CSP (energía termosolar concentrada) en la misma instalación, la central propuesta tendrá una mayor eficiencia y capacidad de almacenamiento que le permitirán producir electricidad a un precio competitivo durante todo el día y hasta cinco horas después del atardecer”, afirmó EDF tras la adjudicación del contrato.

El proyecto requerirá una inversión de 740 millones de euros. El consorcio liderado por el FED podrá contar con préstamos de varios socios, incluido el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW), la agencia de desarrollo alemana y la Corporación Financiera Internacional (CFI), el Banco Mundial filial de financiación del sector privado. La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Banco Africano de Desarrollo (AfDB) también están apoyando el proyecto solar híbrido Noor Midelt I.

El diseño y la construcción de la central se confiaron a TSK, una empresa con sede en Gijón (España) y la previsión es que comience a trabajar antes de finales de 2019 para entregar todas las instalaciones en 2022. El consorcio liderado por EDF venderá electricidad a MAD 0.68 (€ 0.06) por kWh. Esto debería permitir abastecer a más de un millón de hogares marroquíes y evitar emisiones de 572.000 toneladas de dióxido de carbono por año.