El año 2018 ha sido testigo del rápido crecimiento de la industria de la energía termosolar en China. Se han completado tres proyectos termosolares con una capacidad total de 200 MW, ya conectados a la red.

En concreto, los tres proyectos son:

  • Proyecto CGN Delingha de 50 MW de canal parabólico
  • Proyecto CSP de la torre de sales fundidas de 100 MW de Shouhang Dunhuang
  • Proyecto CSP de SUPCON Delingha 50MW Molten Salt Tower

Junto a esos proyectos, se están construyendo seis nuevas centrales termosolares con una capacidad total de 350 MW.

Para el 2019, los actores de la industria continúan bajo gran presión por terminar la construcción de diez proyectos de termosolar. Se podría estimar que más proyectos termosolares, con mayor capacidad, se completarán este año, con el objetivo de que China se convierta en el primer mercado termosolar mundial en 2019.