Atlantica Yield, la antigua filial de Abengoa hoy controlada por la canadiense Algonquin, sigue con el acelerador pisado este inicio de año. Tras aprobar el plan estratégico 2019-2022 a final de 2018 y lanzar un primer gran proyecto eólico en EEUU promovido al 50 % con Algonquin, la empresa ha dado un paso al frente en España. Supone, en cierta manera, el regreso de Atlantica a nuestro país. Esta empresa nació en 2013 y agrupó los mejores activos energéticos y de desalación de Abengoa en el mundo, entre ellos 680 megavatios en plantas termosolares en España y otros 560 megavatios en EEUU. Además, en la empresa que dirige Santiago Seage (expresidente de Abengoa Solar), trabajan buena parte de los ingenieros y expertos que promocionaron y hoy gestionan todas esas plantas, lo que la convierte en un líder mundial en esta tecnología.

Una nueva filial, Atlantica Yield España, se ha creado en marzo con el objetivo de desarrollar “estudios, informes, proyectos, dirección de obras, consultoría, servicios y promoción de instalaciones de producción de energía eléctrica mediante el aprovechamiento y la utilización de energía solar y eólica“. Fuentes de la compañía explican que esta sociedad se ha creado además “para que sea la titular de futuras compras. No hay nada a la vista por ahora, pero queremos estar preparados y evitar retrasos”.

Los 4.700 megavatios de nueva potencia termosolar que prevé el Plan Nacional de Energía y Clima aprobado por el Gobierno en febrero para la próxima década son un objetivo claro. Ahora hay 2.300 megavatios en operación y el marco regulatorio será clave para atraer el interés por ahora escaso de los inversores, que están hoy más volcados en la fotovoltaica y eólica. Quien fuera expresidente y exsecretario general técnico de Abengoa, José Domínguez Abascal, es secretario de Estado de Energía. Ese plan incluye también un enorme crecimiento de la energía eólica, desde 23.000 megavatios hasta 50.000 megavatios, más del doble. De todos esos nuevos 27.000 megavatios eólicos, 4.600 ya se han adjudicado en las dos subastas de potencia renovable desarrolladas en los últimos años.

El plan estratégico de Atlantica prevé una inversión de 1.000 millones de euros para este año y los dos próximos. Ahí es donde encaja el citado proyecto eólico en EEUU, y también las nuevas iniciativas de compra o promoción en España. En cualquier caso, la intención de la subsidiaria Atlantica Yield España es también ser titular de activos fuera de España. Junto a los eólicos y solares, interesan los de transmisión eléctrica. Los de desalación tienen una importancia secundaria, según fuentes de la compañía.

Como directivos de esta nueva sociedad figuran profesionales de amplia trayectoria en Abengoa y luego en Atlantica: Manuel Gayán (director de Operaciones de Atlantica y exdirector de Alianzas Estratégicas de Abengoa Solar durante cuatro años y medio), Carlos Colón Lasso de la Vega (asesor legal en Abengoa Solar y ligado también a sus proyectos en Suráfrica) y Manuel Silvan (director de Asuntos Fiscales de Atlantica desde su creación y que antes ocupó el mismo cargo en Abengoa desde 2007 hasta 2013).