Acciona Energía, filial de renovables del grupo energético español Acciona, ganó 153 millones de euros en el primer semestre, casi el doble (un 91,4% más) que hace un año, gracias a la mejora del negocio eólico internacional, la nueva capacidad puesta en funcionamiento en EE UU y la reducción de costes gracias a la nueva estructura financiera del grupo.

Según ha informado este miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocios entre enero y junio alcanzó los 1.041 millones, más de un 23% que en el mismo periodo de hace un año, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) de 501 millones fue un 18,4 % mayor que en el mismo periodo de 2020.

Acciona Energía salió a bolsa el pasado 1 de julio con una valoración de entre 8.800 y 9.800 millones, la mayor desde que comenzara a cotizar el gestor aeroportuario español Aena, con el objetivo de conseguir financiación para duplicar su capacidad instalada hasta 2025.

El aumento de las ventas se produjo gracias a la mejora del mercado español, el crecimiento de las ventas en EE UU, el incremento de las ventas de comercialización y la nueva potencia instalada puesta en funcionamiento en Chile, México y EE UU.

Por segmentos de negocio, la energía eólica generó ingresos por valor de 615 millones, un 16,2% más que hace un año, frente a los 48 millones de la fotovoltaica (un 2% menos), los 72 millones de la hidráulica (un 53% más) y los 39 millones de biomasa y termosolar (igual que hace un año).

Por áreas geográficas, los ingresos en España alcanzaron los 564 millones en el primer semestre, lo que supone un aumento del 19,5% en comparación con los primeros seis meses de 2020 gracias a la recuperación de la comercialización.

En América, Acciona Energía ingresó 315 millones, un 41,3% más que hace un año, impulsada por el negocio en EE UU, que creció más de un 188% en el semestre gracias a la mayor potencia instalada y el aumento de los precios.

En el resto de países de Europa los ingresos alcanzaron los 95 millones, cerca de un 16% más que en el primer semestre del año anterior, mientras que en Australia retrocedieron un 3% hasta los 32 millones y en otras zonas se mantuvieron en 35 millones.

Al cierre del semestre, la capacidad instalada era de 11,2 gigavatios (GW), frente a los 10,4 GW de hace un año, gracias a la instalación de 781 megavatios (MW) en los últimos doce meses.

Solo durante el primer semestre, se instalaron un total de 494 MW, mientras que actualmente hay 495 MW en construcción y otros 1.250 MW de los que está previsto iniciar las obras en los próximos meses para cumplir con el plan de crecimiento para 2021.

La compañía realizó inversiones por valor de 404 millones, de los cuales 290 millones corresponden a nuevos activos y 113 millones al pago del 8,33% de Acciona Energía Internacional a la firma de capital riesgo estadounidense KKR, para aumentar la participación hasta el 75%.

Además, la deuda neta de Acciona Energía se situaba al cierre del semestre en 2.345 millones, un 35,5% menos respecto al cierre de 2020, debido a la capitalización de la deuda intragrupo de 1.859 millones llevada a cabo en el marco de la salida a bolsa de la filial de renovables.

Fuente: Cinco Días.